Cómo almacenar productos inflamables

Almacenamiento de productos inflamables

¿Sabes cómo almacenar los productos inflamables de forma segura?

Por almacenamiento de productos inflamables se entiende el conjunto de recipientes de todo tipo que pueden contener productos inflamables ubicados en el interior o en el exterior de los edificios. También se suelen incluir las instalaciones de carga y descarga. El almacenamiento de productos inflamables no es sencillo debido a la gran variedad, su diferente estado y las interacciones que realizan entre ellos.

Es muy importante que tengas en cuenta que, almacenando correctamente los productos inflamables, proteges a los trabajadores, las instalaciones y también evitas vertidos accidentales al suelo o al agua, y emanaciones que generen impactos ambientales. El riesgo de incendio es uno de los más presentes en todo tipo de instalaciones, ya sean industriales, talleres u oficinas, de manera que las medidas de seguridad están reguladas de forma exhaustiva en normas y reglamentos de obligado cumplimiento.
Los problemas frecuentes en las empresas asociados al desorden, el uso inadecuado de material y tamaño de los recipientes junto a una mala gestión pueden dar lugar a almacenar productos inflamables incompatibles o en zonas donde hay combustibles como madera y cartón, aumentando los peligros asociados a estos productos.

Aplicar buenas prácticas es sinónimo de prevenir futuros accidentes laborales y proteger los activos de la empresa. Por ello, vamos a explicarte cómo clasificar este tipo de productos y su gestión, así podrás mejorar la información disponible sobre la peligrosidad de los productos inflamables, el establecimiento de medidas de seguridad y la información y formación de las personas expuestas.

Símbolos de peligro y características de los productos peligrosos

Actuales símbolos de peligro en las etiquetas de productos peligrosos

Como se establece en el “Reglamento CLP” (CE) n.º 1272/2008, cada sustancia o preparado peligroso tiene que llevar una etiqueta con un símbolo (pictograma) y una indicación del peligro que implica su uso o manipulación.

  • Explosivos: sustancias y preparados que, incluso en ausencia de oxígeno atmosférico, pueden reaccionar de forma exotérmica con rápida formación de gases y que, en determinadas condiciones, detonan, deflagran o explosionan.
  • Comburentes: sustancias y preparados que en contacto con otras susancias (especialmente con sustancias inflamables) producen una reacción exotérmica.
  • Extremadamente inflamables: sustancias y preparados con un punto de ignición y ebullición bajo, y también aquellos productos que a temperatura y presión normales, son inflamables en contacto con el aire.
  • Fácilmente inflamables: sustancias y preparados que puedan calentarse e inflamarse en el aire a temperatura ambiente sin aporte de energía, o sólidos que pueden inflamarse fácilmente tras un breve contacto con una fuente de inflamación y que sigan quemándose o consumiéndose una vez retirada dicha fuente.
  • Muy tóxicos: sustancias y preparados que por inhalación, ingestión o penetración cutánea en muy pequeña cantidad pueden provocar efectos agudos o crónicos.
  • Tóxicos: sustancias y preparados que por inhalación, ingestión o penetración cutánea en pequeñas cantidades puedan provocar efectos agudos o crónicos.
  • Corrosivos: sustancias y preparados que en contacto con tejidos vivos pueden ejercer una acción destructiva de los mismos.
  • Irritantes: sustancias y preparados con un punto de ignición y de ebullición bajo, y las sustancias y preparados gaseosos que, a temperatura y presión normales, son inflamables en contacto con el aire.
  • Peligrosos para el medioambiente: sustancias y preparados que presentan un peligro inmediato o futuro para uno o más componentes del medioambiente.
2104-Haleco-almacenar-productos-explosivos-2

Clasificación de los envases para productos inflamables

Los fabricantes de productos químicos envasan sus productos en los envases adecuados para su almacenamiento y transporte, de manera que siempre que sea posible, aconsejamos que se utilice el envase original en el que se adquiere el producto químico. En caso de tener que trasvasar el producto, debes valorar diferentes factores para elegir el envase, pero desde Haleco destacamos como medidas prioritarias las siguientes:

1. El material del recipiente debe ser resistente a la sustancia que contiene y no formar con ella combinaciones peligrosas, como por ejemplo la gasolina y el PVC.
2. Es importante emplear envases certificados, ADR, nuevos y de buena calidad. Esto es un requisito en el actual reglamento de Almacenamiento de Productos Químicos. Garantiza que están construidos y que cierran de forma que durante los desplazamientos, no puedan sufrir pérdidas o escapes debidos a cambios de temperatura, humedad o presión.

Envases metálicos para sustancias inflamables

Los envases metálicos son los más seguros y utilizados en la industria, y se comercializan en acero y aluminio. En su manejo, debes recordar:

  • Evita su transporte por rodadura o a mano mediante el uso de carretillas o elementos mecánicos de transporte específicos.
  • Inspecciona periódicamente los bidones para comprobar su conservación (corrosión, bordes mellados, etc.) y sustituye aquellos que tengan desperfectos.
  • No abras nunca a golpes las tapas.
  • Almacénalos en lugares ventilados y protegidos de la intemperie y mantén su temperatura entre los -10ºC y los 60ºC.

Envases de plástico para productos inflamables

Los envases de plástico más comunes son de polietileno, cloruro de polivinilo y polipropileno. El paso del tiempo y la exposición al sol los deterioran convirtiéndolos en inseguros, por lo que en ningún caso se usarán más de 5 años.

Envases de vidrio para sustancias explosivas

Los recipientes de vidrio son resistentes a la mayoría de las sustancias, pero tienen el inconveniente de que son muy frágiles. Por ello, es necesario extremar el cuidado en su manipulación y transporte y emplearlos solo para pequeñas cantidades. En este sentido, los recipientes de vidrio que contengan sustancias peligrosas no deberían superar nunca los 2 litros de capacidad.

Criterios generales en el almacenamiento de productos químicos

  1. Almacena las cantidad de productos inflamables estrictamente necesarias.
  2. Identifica todas las sustancias químicas almacenadas y dispón en letreros bien visibles la información relativa a los riesgos de los productos y de los procedimientos de actuación en caso de emergencia.
  3. Divide las superficies de los locales en secciones para separar las sustancias químicas respetando las incompatibilidades existentes entre ellas. Los productos se almacenarán en las estanterías por filas, cada una de las cuales estará compuesta por productos compatibles entre sí. Los envases pesados, así como los ácidos y bases, se colocarán en las estanterías más bajas.
  4. No sobrellenes los envases, ya que esto provoca riesgo de derrame durante su transporte o utilización.
  5. No guardes líquidos peligrosos en recipientes abiertos.
  6. Dispón de una buena ventilación en los almacenes que contengan sustancias inflamables.
  7. Dispón de sistemas de drenaje y retención para controlar los derrames. Puedes emplear bandejas, cubetos o suelos de retención. En un mismo cubeto solo podrán almacenarse líquidos de la misma clase. Te recomendamos que la capacidad de los cubetos sea igual a la del recipiente de mayor contenido.
  8. Está prohibido fumar o usar llamas abiertas.
  9. Es importante que cuentes con duchas y lavaojos en las inmediaciones de los lugares de trabajo.
  10. Debe existir un extintor o medios de extinción según lo indicado en la normativa correspondiente.

 

Reglamentación relativa al almacenaje de los productos inflamables y combustibles

El objetivo del Real Decreto 656/2017 APQ es establecer las condiciones de seguridad de las instalaciones de almacenamiento, carga, descarga y trasiego de productos químicos peligrosos.

El Real Decreto 656/2017 es, por un lado, la adaptación de la reglamentación de almacenamiento de productos a lo establecido en el Reglamento (CE) n.º 1907/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, y por otra parte, la evolución de la técnica y la experiencia que se ha ido acumulando en la aplicación de las instrucciones técnicas complementarias, que ha puesto de manifiesto la necesidad de reelaborar todas ellas, adaptándolas al progreso técnico.

En esta versión del Real Decreto de Almacenamiento de Productos Químicos se ha añadido la Instrucción Técnica Complementaria MIE APQ-10 “almacenamiento en recipientes móviles”

Reglamentación específica para almacenar sustancias inflamables

Algunos productos químicos tienen que cumplir requisitos especiales de almacenamiento. Las exigencias para el almacenado de sustancias líquidas inflamables en recipientes móviles son las siguientes:

• Para pequeñas cantidades de productos inflamables (menos de 50L), se recomienda utilizar envases metálicos de seguridad.
• Los envases que contienen este tipo de líquidos nunca deben llenarse al máximo para evitar la sobrepresión que ejercen los vapores a temperatura ambiente sobre el recipiente.
• No es recomendable el uso de envases de plástico para guardar productos inflamables.
• No almacenes o dejes envases conteniendo sustancias líquidas inflamables cerca de fuentes de calor.
• No almacenes sustancias inflamables junto a compuestos que puedan presentar una inflamación espontánea.
• No almacenes sustancias inflamables junto a sustancias tóxicas, ya que su inflamación puede motivar el desprendimiento de vapores muy nocivos para la salud.
• Si guardas productos que desprenden vapores dentro de frigoríficos, deben ser de seguridad aumentada sin instalación eléctrica interior.
• Solo debes emplear frigoríficos domésticos para guardar productos inertes.
• Si dispones de 50L o más de sustancias líquidas inflamables (H225) en un lugar de trabajo, se aplica el Real Decreto APQ y, entre otros, se requiere el uso de armarios de seguridad diseñados específicamente para este tipo de función.
• Los armarios de seguridad deben disponer de la señal de ”inflamable”.
• Los armarios deberán estar probados y certificados como tipo 90 según la UNE-EN 14470-1.
• Cuando se realiza trasvase de líquidos, es esencial que los armarios de seguridad dispongan de conexión a tierra como medida preventiva frente a contactos eléctricos indirectos.

Procedimiento de actuación en caso de derrames

Procedimiento general

  1. Identifica el producto derramado.
  2. Actúa rápidamente recogiendo el producto, evitando su evaporación y dispersión en las instalaciones.
  3. Utiliza el absorbente o neutralizador adecuado al producto.
  4. Emplea equipos de protección adecuada (guantes, gafas, delantal impermeable…) en función de las características de peligrosidad del producto definidas en la ficha de datos de seguridad.
  5. Reduce al mínimo el número de personas en el área de riesgo.
  6. En caso de derrame, no toques ni camines sobre el material derramado.
  7. En caso de tener que utilizar herramientas para recoger el material derramado, deben ser de seguridad.

Procedimiento de actuación en caso de derrame de líquidos inflamables

1. Los vertidos de líquidos inflamables deben absorberse con carbón activo u otros absorbentes específicos. No emplees nunca serrín, a causa de su inflamabilidad.
2. Interrumpe los focos de ignición eléctricos.
3. Apaga los mecheros.
4. Corta el suministro de gases.
5. No absorbas los derrames con trapos o papel aunque lleves guantes.
6. No utilices agua para limpiar los derrames de líquidos inflamables.
7. Ventila la zona afectada mediante la renovación forzada de aire.

En Haleco somos expertos en almacenaje de productos inflamables

Ahora ya conoces la señalización de los productos inflamables, qué tipos de recipiente existen, cuáles son los más adecuados en función de las necesidades de tu empresa y cómo actuar en caso de que se produzca un derrame accidental de líquidos inflamables o combustibles.
Contacta con nosotros y te asesoraremos de manera gratuita.

by Haléco Iberia

Somos expertos en seguridad, higiene y medioambiente. Ofrecemos los mejores productos en absorción de vertidos, almacenamiento, recipientes, residuos, obturación, protección de las personas, seguridad y ADR. Las mejores soluciones para la contaminación, fugas y vertidos. Contacte con nosotros y pida presupuesto sin compromiso.