Big-bags

Los big bags son un tipo de envase para residuos que se encargan del almacenamiento, mantenimiento, transporte y eliminación de productos a granel así como desechos.

Tipos de sacos disponibles

Existen diversos tipos de sacos disponibles en función de sus necesidades:

  • Con apertura total y fondo de vaciado
  • Con apertura total y fondo llano
  • Con apertura total y reguero
  • Con faldón y fondo llano
  • Con faldón y reguero
  • Con solapa

Cuándo se deben utilizar los sacos big bag

Este tipo de envases para residuo son muy recomendables para el transporte a granel y también para el almacenaje a granel. Se trata de la forma más económica y apropiada para gestionar residuos y materiales en gran cantidad y de gran peso y pueden soportar capacidades muy altas.

Disponen de diseños muy variados, adaptables a la situación y necesidad de los clientes. Su calidad destaca por ser muy resistente a la hora de soportar mucho peso, por ser un tipo de embalaje sencillo pero muy funcional, lo que le convierte en una solución económica y segura.

Estos sacos cuentan con una larga historia en el manejo de mercancías peligrosas. En la década de los años 40 fue cuando se empezó a utilizar, y ha evolucionado sus diseños para aumentar la seguridad a la vez que seguir siendo una opción económica y muy cómoda para todo tipo de empresas.

Características y beneficios de los big-bags

  • Se pueden controlar y manipular con una carretilla o un carrito elevador
  • Facilitan la identificación del contenido
  • Son muy útiles en función de las necesidades de cada empresa y de las condiciones de espacio de las instalaciones.

Pedir presupuesto