Duchas y lava-ojos de seguridad

Los ojos son una de las zonas más delicadas de nuestro cuerpo. Cualquier profesional que trabaje en un entorno con productos químicos, polvo u otros elementos potencialmente perjudiciales para la vista debe protegerse bien con el mejor equipo de protección individual. La primera opción son las conocidas gafas de seguridad, pero también es muy importante contar con lavaojos de seguridad para descontaminar los ojos y evitar posibles infecciones debido a la zona de trabajo en la que se desarrolla su actividad.

Un lavaojos es un elemento de seguridad diseñado con el objetivo de proteger los ojos de las personas tras haber estado expuestos a materiales o sustancias peligrosas. Los lavaojos de seguridad se encargan de irrigar con abundante agua los ojos del profesional para descontaminar lo más rápido posible cualquier infección o contaminación.

Los lavaojos portátiles son muy útiles en el caso de que el trabajador lleve a cabo su actividad en diversas áreas con peligro de contaminación. Con el lava ojos de emergencia, lo tiene a mano en cualquier momento y es una preocupación menos a tener en cuenta cuando se trabaja con sustancias peligrosas.

Los lava ojos fijos de seguridad se instalan de forma permanente en un área de trabajo en la que los profesionales estén en contacto con sustancias perjudiciales para la vista. Estos lava-ojos fijos deben estar bien señalizados y libres de obstáculos para poder acceder fácilmente a ellos en caso de accidente.

Las duchas de seguridad se encargan de irrigar completamente el cuerpo del trabajador que haya sufrido un vertido o fuga en cualquier parte del cuerpo. Suele venir instalada junto al lava ojos fijo y se trata de una forma más de protección de zonas del cuerpo que no sean los ojos.

  • 1
  • 2

Pedir presupuesto