¿Cómo actuar en caso de derrame accidental?

Derrame accidental de productos ácidos

Si los productos que se han derramado por accidente son ácidos, debes actuar con rapidez ya que los vapores pueden causar daño a las personas y a los equipos. El procedimiento es el mismo que en caso de productos inflamables (evacúa la zona afectada, consulta la ficha de seguridad del producto para saber cómo actuar y utilizar los equipos de protección individual).

Una vez te hayas asegurado que todo el mundo está fuera de la zona de peligro, utiliza el absorbente para recoger los productos ácidos siguiendo las instrucciones del fabricante, y una vez el material haya absorbido el producto, deberás tratarlo según la reglamentación local vigente.

 

Leer más: Los 4 tipos de absorbentes y sus beneficios

Duchas de seguridad y mantas ignífugas

Si se llega a producir un derrame accidental de cualquier tipo mencionado anteriormente, es necesario que tengas cerca una ducha de seguridad y mantas ignífugas para protegerte de los posibles riesgos.

¿Para qué sirven y cómo utilizar las duchas de seguridad?

  1. Proyecciones y salpicaduras de productos químicos sobre la piel y la ropa
  2. Pequeños incendios sobre la ropa
  3. Deberán estar situadas cerca de los puestos de trabajo y no tener en las proximidades aparatos eléctricos
  4. Tienen que ser fácilmente visibles y accesibles mediante carteles identificativos
  5. Su acceso deberá estar libre de materiales o maquinaria

Uso de las mantas ignífugas

  1. Apropiadas para fuegos pequeños
  2. Si hay fuego en la ropa, puedes utilizarla como alternativa a la ducha
  3. Evita el desplazamiento de la persona en llamas y la propagación de las mismas
  4. En fuegos pequeños, evita el uso de extintores que pueden destruir equipos
  5. Están pensadas para actuaciones rápidas en periodos cortos
  6. Colocarlas en las zonas donde se trabaje con productos inflamables

 

Fuentes lavaojos

En caso de que el vertido toque accidentalmente tus ojos, acude rápidamente a una fuente o ducha lavaojos:

  1. Permite la descontaminación rápida y eficaz de salpicaduras producidas en los ojos
  2. El agua no debe aplicarse directamente sobre el globo ocular sino sobre la base de la nariz
  3. Utilízala a baja presión, de esta manera evitarás el dolor y la introducción de nuevo en los ojos del material
  4. Fuerza la apertura de los párpados para asegurar el lavado por detrás de los mismos
  5. Lávate los ojos al menos 15 minutos
  6. Cubre los ojos con gasa estéril
  7. Acude a un servicio médico

 

by Haléco Iberia

Somos expertos en seguridad, higiene y medioambiente. Ofrecemos los mejores productos en absorción de vertidos, almacenamiento, recipientes, residuos, obturación, protección de las personas, seguridad y ADR. Las mejores soluciones para la contaminación, fugas y vertidos. Contacte con nosotros y pida presupuesto sin compromiso.