¿Cómo gestionar los residuos hospitalarios?

Tipos de residuos hospitalarios

En los diferentes establecimientos sanitarios se manejan residuos (sustancias y/o objetos en diferentes formas, contenidos o no en recipientes), los cuales se generan de actividades propias de estas instituciones.

Clasificación de riesgos de los residuos hospitalarios

Los residuos hospitalarios pueden presentar diferentes riesgos según describe la Organización Mundial de la Salud (OMS) como:

  • infecciosos
  • combustibles
  • inflamables
  • explosivos
  • reactivos
  • radiactivos
  • volátiles
  • corrosivos
  • tóxicos

Todos requieren un manejo adecuado para que no puedan ocasionar daños a la salud de los seres humanos y/o medio ambiente.

cientifico en el hospital

Normativa que regula los residuos hospitalarios

La gestión de los residuos hospitalarios se debe efectuar atendiendo a las diferentes normativas establecidas en las comunidades autónomas, para ello se requiere prever actividades de clasificación, recogida, almacenaje, transporte y tratamiento posterior.

En este artículo, podrás conocer sobre una de las clasificaciones de los residuos sanitarios dadas en España, y aspectos a tomar en cuenta para la gestión de los residuos hospitalarios.

Mas información: gestión de residuos sanitarios

Historia y precedentes en cuanto a gestión de residuos hospitalarios

El manejo de este tipo de residuos puede variar de país en país. Se puede decir que no siempre se le ha dado la relevancia debida a la correcta gestión de los residuos hospitalarios, ya que no es hasta los años 80, cuando aparece el virus de la inmunodeficiencia humana, que causa el SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida), que se ve con otra perspectiva este asunto y se empiezan a normalizar los protocolos en la mayoría de países industrializados.

En España, cómo en muchos otros países, la teoría a la hora de la práctica no siempre se cumple, de allí la importancia de conocer qué contenedores usar, cómo se identifican, y el uso apropiado del manejo de estos residuos.

Leyes que regulan la gestión de los residuos hospitalarios

En un sondeo de las diferentes normativas y/o leyes de gestión de residuos hospitalarios podemos encontrar que pueden existir vacíos legales y/o carencia de homogeneidad de las diferentes normativas que regulan la clasificación, recogida, almacenaje, transporte y tratamiento posterior de los residuos hospitalarios.

Primera normativa: ley 10/88

En el año 1998 existía la ley 10/88, la cual reguló en su momento la gestión de este tipo de residuos. La misma estuvo vigente hasta el 2011, y clasificaba los residuos en peligrosos y no peligrosos, pudiendo cada comunidad autónoma desarrollar un plan de manejo de los residuos hospitalarios, con su tratamiento y eliminación si era indispensable.

Segunda normativa: 2011

En 2011 se creó otra ley de residuos y suelos contaminados, aún vigente. Esta ley identifica diferentes residuos y su clasificación, también la de los residuos hospitalarios, aclarando aún más sobre la separación, almacenamiento, transporte y eliminación si esto corresponde.

fondo amarillo con 3 jeringas

Ir al catálogo de contenedores para residuos sanitarios

Los tipos de residuos hospitalarios

Según el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT), cuando los residuos ya salen del establecimiento sanitario se pueden clasificar en cuatro (4) grupos: I, II, III y IV. Es decir, en la siguiente clasificación:

  • residuos sanitarios asimilables a los residuos municipales
  • sanitarios no específicos
  • sanitarios específicos
  • residuostipificados en normativas específicas

Los residuos del grupo I son aquellos similares a la actividad doméstica, en sí no requieren un procedimiento especial, y entre estos se encuentran cartón, papel, material de oficina, entre otros.

En el caso del reglamento de gestión de basuras, específicamente de España, los residuos sanitarios no específicos son aquellos que no constituyen riesgo alguno para la salud de los pobladores y medio ambiente que son propios de la actividad sanitaria, como curas, yesos, actividades similares que no estén en el grupo III.

Al contrario, los residuos sanitarios específicos sí pueden afectar a las personas y el medio ambiente. Ejemplo de ellos son residuos infecciosos, anatómicos, hemoderivados, corto punzantes, vacunas vivas o atenuadas, los cuales deben incinerarse en hornos con empresas especializadas.

Los residuos tipificados en normativas específicas son aquellos con los que se tiene especial cuidado, dentro de los cuales se tienen sustancias citostáticas (restos de medicamentos anti neoplásicos), restos de sustancias químicas, tóxicas, peligrosas, residuos radiactivos, medicamentos vencidos, entre otros.

Envase para residuos hospitalarios

¿Cuáles son los aspectos a tomar en cuenta en la gestión de los residuos hospitalarios?

Lo primero a tener en cuenta en este aspecto es que se necesitan contenedores donde se eliminarán los residuos sanitarios. Estos son envases especiales que están debidamente sellados para evitar que se viertan de manera accidental los residuos sanitarios.

Dependiendo del tipo de residuo que se maneje variará el color y protocolo a seguir. El color negro se usa para identificar los residuos sanitarios asimilables a los residuos municipales, y como se mencionó anteriormente no requiere procedimiento especial.

El color verde es usado para identificar contenedores de residuos sanitarios no específicos. Requieren medidas de prevención en la manipulación, recolección, almacenamiento y transporte dentro del ámbito sanitario.

Los contenedores de color rojo son usados para los residuos sanitarios del grupo III, son contenedores rígidos, que deben estar identificados en la parte externa “Residuos de riesgo” y con el logotipo internacional de los residuos biocontaminados.

Estos requieren medidas de prevención en la manipulación, recolección, almacenamiento y transporte dentro como fuera del establecimiento sanitario, por presentar un riesgo para la salud laboral y pública.

científico en el trabajo

Los residuos tipificados en normativas específicas se almacenan en contenedores de un solo uso identificado igual en la parte externa con una etiqueta “Material contaminado químicamente citostáticos”. Los residuos de este grupo IV requieren una gestión sujeta a requerimientos especiales desde el punto de vista higiénico y del medio ambiente, tanto dentro como fuera del centro generador.

Como puedes ver, en España se tiene una clasificación para los residuos sanitarios hospitalarios, según el origen y riesgo que inciden en el medio ambiente y la salud pública general. De igual forma, se cuenta con un marco jurídico – legal que respalda la clasificación a seguir en cuanto al manejo de residuos sanitarios derivados de los establecimientos correspondientes.

Así también, los diferentes establecimientos sanitarios requieren contar con contenedores que usan colores específicos, señalizaciones generales, para el manejo de los residuos hospitalarios. De esta forma, queda claro que la gestión de estos tipos de residuos depende de todos.

Nuestra gama de contenedores para residuos hospitalarios

En Haleco somos expertos en la gestión de residuos

Si necesita más información o ayuda con la gestión de sus residuos hospitalarios, contáctenos en nuestra página de contacto.

Contacta con Haleco

by Haléco Iberia

Somos expertos en seguridad, higiene y medioambiente. Ofrecemos los mejores productos en absorción de vertidos, almacenamiento, recipientes, residuos, obturación, protección de las personas, seguridad y ADR. Las mejores soluciones para la contaminación, fugas y vertidos. Contacte con nosotros y pida presupuesto sin compromiso.