¿Cuáles son las consecuencias de un accidente de trabajo para la empresa?

Accidentes laborales y sus consecuencias - Haleco

En España la siniestralidad laboral es uno de los problemas empresariales más grave. En 2021 se produjeron, según los datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social, 317.258 accidentes laborales, un 6,9% más respecto al año anterior.

Aunque se haga cada vez más hincapié en su prevención, estas cifras aumentan cada año. Estos accidentes no sólo ponen en riesgo la salud y la seguridad de los trabajadores, también comprometen el futuro de la misma empresa.

A continuación, vamos a explicar exactamente qué es un accidente de trabajo, unos ejemplos, cuáles son los derechos del trabajador víctima de accidente de trabajo y sobre todo cuáles son las consecuencias para las empresas.

¿Cuál es la definición legal de accidente de trabajo?

Según el artículo 156 del texto Refundido de la Ley general de la Seguridad Social: “un accidente de trabajo es toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena”.

Además, gracias a la aprobación de la Ley 20/2007 también los trabajadores autónomos tienen derecho a recibir prestaciones por contingencia profesional, siempre y cuando estén sometidos a cotización obligatoria.

En otras palabras, se puede considerar como accidente laboral:

  • Cuando un trabajador haya sufrido una lesión corporal – en este caso se entienden tanto heridas, golpes, traumatismos como secuelas o enfermedades de carácter psicológico o psíquico.
  • Cuando esa siniestralidad se haya producido a consecuencia del trabajo.

Visita nuestro catálogo de equipos de protección individual

Ejemplos de riesgos laborales

Existen muchos tipos de riesgos laborales según el sector laboral de la empresa. En este artículo enumeramos las categorías principales:

Riesgos físicos

Un riesgo físico es una circunstancia, un factor o un agente que puede causar daño al trabajador con o sin contacto. En esta clasificación están incluidos riesgos como el ruido, una sensación auditiva generalmente desagradable que puede causar la perdida de la capacidad auditiva, las vibraciones de todo tipo de maquinaria, que pueden afectar a la columna vertebral, una mala iluminación, la temperatura y la humedad no adecuada en el ambiente de trabajo, y las radiaciones ionizantes o cualquier onda electromagnética que altere el estado físico sin percibirse en el ambiente.

Riesgos químicos

Están producidos por procesos químicos o medioambientales y provocan enfermedades como alergias, asfixia o algún tipo de virus. Se transmiten por inhalación, absorción o ingestión.

Riesgos biológicos

Se deben a la exposición a microorganismos como virus, bacterias, hongos o parásitos y pueden dar lugar a distintas enfermedades. Estos riesgos se producen sobre todo en los centros sanitarios y se pueden transmitir por vía respiratoria, sanguínea o digestiva.

Riesgos ergonómicos

Son parecidos a los riesgos físicos: en este caso derivan de posturas y movimientos que dan lugar a trastornos musculoesqueléticos en el trabajador. Como hemos mencionado anteriormente, derivan de posturas forzadas, movimientos repetitivos, manipulación manual de cargas en el puesto de trabajo.

Riesgos psicosociales

Son aquellos que están originados por una deficiente organización y gestión de las tareas por un entorno laboral social negativo. Unos ejemplos podrían ser las cargas de trabajo excesiva, exigencias contradictorias por parte de los responsables, una comunicación ineficaz o el acoso, psicológico o sexual.

Riesgos mecánicos

Los accidentes que se pueden producir por este tipo de riesgos son aquellos en los que se producen lesiones corporales como por ejemplo golpes por objetos desprendidos, quemaduras, cortes o cualquier tipo de contusión. Se previenen teniendo en cuenta tanto la seguridad de las zonas de trabajo y de los productos que se utilizan como las instrucciones del fabricante de las maquinarias o de los equipos en cuanto a su instalación y mantenimiento.

Riesgos ambientales

Estos son los únicos riesgos que las empresas no pueden controlar: son daños o catástrofes que se producen por una acción humana o un fenómeno de tipo natural.

¿Cuáles son las consecuencias de accidentes laborales? - Haleco

Accidente de trabajo por negligencia del trabajador

Existen unos casos en que los accidentes de trabajo se producen por negligencia por parte del trabajador. Son los que se definen accidentes debidos a imprudencia temeraria del trabajador.
Se utilizan muchas expresiones para definir este concepto como falta de las más rudimentarias normas de criterio individual, precaución, prudencia o cautela, asunción de un riesgo innecesario.
Se derivan a una desobediencia de las normas, instrucciones u órdenes dadas por el responsable o por la empresa de forma reiterada y notoria en materia de Seguridad e Higiene.

Derechos del trabajador tras sufrir un accidente laboral

La persona trabajadora que sufra un accidente laboral tiene derecho a unas prestaciones de la Seguridad Social aunque no esté dado de alta.
Además, aunque no haya responsabilidad por parte de la empresa, el trabajador puede tener derecho a una indemnización si así está indicado en el convenio colectivo de aplicación.
En general, las prestaciones e indemnizaciones que se pueden reclamar son:

  • Una prestación del 75% de su base reguladora durante la baja por incapacidad temporal.
  • Una pensión de incapacidad permanente, si el trabajador no esté capacitado para trabajar.
  • Una indemnización para el caso en que exista responsabilidad empresarial civil de la empresa, o cuando que se haya concedido una incapacidad permanente y el convenio recoge el derecho a una indemnización o, finalmente, si la persona trabajadora sufra limitaciones funcionales, pero no suficientes para que se le conceda una incapacidad permanente.

Cómo se indemniza al trabajador por accidente de trabajo

La persona trabajadora puede pedir muchos tipos de indemnización:

Indemnización por lesiones permanentes no invalidantes

Cuando el trabajador no puede desempeñar sus funciones habituales o análogas puede acceder a este tipo de prestación: tiene derecho a percibir una indemnización satisfecha a cargo de la Mutua.

Indemnización por omisión de medidas de seguridad

Si el accidente se produce por la omisión de medidas de seguridad se puede percibir indemnizaciones de hasta 1 millón de euros. Será el trabajador que tendrá que demonstrar que la empresa no puso en marcha las medidas de seguridad exigibles por ley.

Indemnización por incapacidad

El trabajador puede reclamar una pensión del 55% de su salario mensual si el accidente ocasiona una incapacidad permanente parcial.

Indemnización por seguro de convenio

Se puede reclamar la indemnización cuando las lesiones producen una incapacidad permanente total.

Consecuencias de los accidentes de trabajo para las empresas: las obligaciones de las empresas

 

En el artículo 14 de la Ley de prevención de riesgos laborales se establece que “el empresario deberá garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores a su servicio en todos los aspectos relacionados con el trabajo”.

Si existe una responsabilidad empresarial civil por parte de la empresa y si se han suministrado los equipos de protección individual (EPIS) obligatorios, la empresa podrá no proporcionar una indemnización por los daños y perjuicios sufridos derivados de un accidente.

En otras palabras, un trabajador no puede exigir una indemnización cuando la siniestralidad se deriva de un caso fortuito o por su comportamiento negligente.

Por otro lado, si el empresario comete infracciones en materia de prevención de riesgos laborales, se implica la incoación de un procedimiento sancionador que se iniciará de oficio o previa existencia de denuncia.

Consecuencias para las empresas de riesgos laborales - Haleco

Responsabilidad Administrativa por accidente laboral: las penalizaciones

Las multas por no seguir la regularización pueden oscilar entre los 2.045€, por faltas leves, hasta los 40.985€, por faltas graves. La empresa, incluso, puede alcanzar una multa de 819.780€ por las faltas muy graves,

Cuando la empresa incurre en falta de medidas de seguridad, tendrá que abonar al trabajador una cuantía que supone un 30 o 50% más de la prestación a la que tiene derecho el trabajador.

Como hemos adelantado, las multas a pagar dependen de la gravedad de las infracciones y se dividen en:

Infracciones leves

Pueden ser, por ejemplo, la falta de limpieza, la comunicación de apertura o reanudación de trabajo no cualificado o el incumplimiento intrascendente de la normativa de prevención formal.
Son sancionables entre 30,05€ hasta un máximo de 1.502,53€.

Infracciones graves

Son las que ocurren por falta del plan de prevención como, por ejemplo, la falta de reconocimientos médicos, la falta de información, de formación y el incumplimiento de la normativa.
Las infracciones graves se pueden multar con una sanción entre 1.502,53€ hasta 30.050,61€.

Infracciones muy graves

Son todas aquellas que ocurren por no observar las normas sobre protección de embarazo y lactancia, por no paralizar los trabajos peligrosos, por la falta de confidencialidad de los datos de los trabajadores, por superar los límites de exposición de los agentes nocivos.
Las multas oscilan entre los 30.050,62€ y los 601.012,10€.

 

Hay consecuencias también a nivel penal: las empresas que no cumplan con la normativa de prevención de riesgos laborales y que, de esta forma, supongan un riesgo grave para la vida de sus trabajadores serán penados con entre 6 meses y 3 años de prisión, pudiendo esta ser sustituida por multas. Por imprudencia grave y causando la muerte de alguno de sus trabajadores, los empresarios serán penados con entre 1 y 4 años de cárcel.

 

¿Quieres mejorar la seguridad en tu empresa y prevenir accidentes laborales?

En Haleco podemos ayudarte a analizar los riesgos de tu empresa, y es que la seguridad en el trabajo es una de nuestras especialidades. Contacta con nosotros y podremos hacer un estudio en función a las necesidades de tu negocio.

TE ASESORAMOS SIN COMPROMISO

by Haléco Iberia

Somos expertos en seguridad, higiene y medioambiente. Ofrecemos los mejores productos en absorción de vertidos, almacenamiento, recipientes, residuos, obturación, protección de las personas, seguridad y ADR. Las mejores soluciones para la contaminación, fugas y vertidos. Contacte con nosotros y pida presupuesto sin compromiso.