Claves para un almacenamiento de productos químicos óptimo

Haleco | Almacenamiento de productos químicos

Muchas empresas suelen emplear productos químicos para el desarrollo de su actividad. Puede ser que utilices este tipo de sustancias peligrosas de forma directa en los procesos productivos, o de forma indirecta en otras operaciones como la limpieza de los equipos y las zonas de trabajo.

El almacenamiento inadecuado de sustancias peligrosas, productos químicos, agresivos y contaminantes, puede conducir a graves repercusiones sobre el medio ambiente y sobre todo a los trabajadores, así como posibles multas para las empresas.

En general los denominados como productos peligrosos, además de producir accidentes por si solos, también pueden reaccionar al contacto con otras sustancias, por lo que es muy importante almacenarlos y clasificarlos de manera adecuada, siguiendo unas medidas de seguridad necesarias que promueven el bienestar de todos.

Sea cual sea tu caso, un correcto almacenamiento de productos químicos garantizará la seguridad de las instalaciones de tu empresa y prevendrá que las personas que trabajan en ella se vean expuestas a riesgos innecesarios.

 

Almacena correctamente los productos químicos y cuida tu empresa con Haleco

Almacenamiento de sustancias peligrosas con seguridad

Organización y tipos de productos químicos a almacenar

Debemos conocer con detalle qué tipo de producto químico es el que vamos a almacenar para adaptar las características del almacén y el sistema de almacenaje. Los productos químicos son compuestos creados en procesos industriales o de laboratorio y tienen diversos usos y aplicaciones en la sociedad actual.

La clasificación de productos químicos puede organizarse de varias formas, diferenciándose entre productos químicos orgánicos e inorgánicos en función de si su composición se basa en el carbono o no. También se puede realizar la diferenciación clásica por su estado de agregación entre sólido, líquido y gaseoso, la cual tendrá implicación en el volumen y peso del producto a almacenar.

La principal forma de desglosar los productos químicos a almacenar por tipos sería en:

  • Líquidos inflamables
  • Ácidos
  • Gases comprimidos
  • Sustancias volátiles peligrosas
  • Sustancias líquidas no volátiles peligrosas
  • Bases líquidas
  • Oxidantes líquidos

Si dos productos químicos al mezclarse no cambian, son compatibles entre sí. Si por el contrario sufren alteraciones o no se mezclan son productos químicos incompatibles y habrá que tener un especial cuidado con la separación entre ellos en el almacén.

Riesgos del almacenamiento de productos químicos: la peligrosidad

Una de las características de este tipo de almacenamiento es que habitualmente se almacenan cantidades pequeñas de gran variedad de productos químicos. Son, con frecuencia, sustancias peligrosas por estar entre sus características alguna o varias de las siguientes:

  • Explosivos
  • Comburentes
  • Inflamables
  • Tóxicos
  • Nocivos
  • Corrosivos
  • Irritantes
  • Sensibilizantes
  • Carcinogénicos
  • Mutagénicos

Es importante almacenar productos químicos de forma separada y correctamente etiquetados con su nivel de riesgo para poder identificar rápidamente el tipo de sustancia y su peligrosidad.

Hay que tener en cuenta la incompatibilidad entre sustancias y agruparlas por características similares. Por ejemplo, hay que almacenar las sustancias combustibles lejos de las tóxicas u oxidables para evitar posibles reacciones. Incluso es recomendable aislar las sustancias de características especiales como tóxicos, explosivos o cancerígenos.

También es una buena práctica colocar recipientes pequeños de sustancias corrosivas separados entre sí, sobre bandejas y cubetos de retención. De este modo podrás detener derrames causados por alguna rotura de forma rápida y segura.

Quiero leer más consejos para el almacenamiento de productos químicos

¿Cuáles son los factores que incrementan el riesgo a la hora de almacenar productos químicos?

Existen 5 factores que hacen que un almacén o una fábrica sean más vulnerables. Estos son:

  1. El mantenimiento de las instalaciones
  2. La organización y distribución de las sustancias en los recipientes de seguridad adecuados
  3. La peligrosidad de la sustancia que se quiere almacenar
  4. La cantidad que se guarda en cada uno de los recipientes o envases
  5. El comportamiento y la responsabilidad de los trabajadores

Además, cuando el almacenamiento de productos químicos es prolongado, esto ya representa un riesgo en sí mismo.

Hay riesgo de explosión por formación de peróxidos inestables o por polimerización de la sustancia en cuestión. También existen riesgo de descomposición lenta de la sustancia con acumulación de gas que puede romper el recipiente.
Los envases que contienen productos químicos pueden deteriorarse con el almacenamiento prolongado y romperse, con las nefastas consecuencias que derivan de ello.

Cómo reducir el riesgo cuando se almacenan productos químicos

Reducir el stock de productos químicos y sustancias peligrosas al mínimo y fijar separaciones adecuadas de sustancias incompatibles son dos medidas fundamentales para reducir riesgos y mantener la seguridad del almacén y sus trabajadores.

Vigila el stock de sustancias peligrosas que se almacenan en tu fábrica

Procura guardar las sustancias peligrosas en las cantidades óptimas. Así conseguirás un mayor control sobre tu empresa y reducirás riesgos.

Es recomendable mantener el stock al mínimo, es decir, las cantidades de productos peligrosos estrictamente necesarias porque son más fáciles de aislar en caso de accidente y es posible disminuir los riesgos derivados de su manipulación.

También recomendamos no almacenarlas durante un tiempo muy prolongado, para evitar el desgaste de los recipientes.

Por último, presta especial atención a todos aquellos productos con alto nivel de peligrosidad que estén conectados de una forma u otra al proceso productivo.

Fija separaciones de productos químicos en el almacén

En una zona de almacenamiento de productos químicos y sustancias peligrosas es fundamental considerar las instalaciones y la disposición de los productos en el almacén. A la hora de realizar la separación entre familias de productos, es importante tener en cuenta sus características de peligrosidad y sus incompatibilidades.

Por lo tanto, hay que agrupar los productos químicos por características semejantes y separar aquellos que sean incompatibles por su naturaleza y peligrosidad aislándolos o confinándolos del resto. Nos referimos, por ejemplo, a productos tóxicos, cancerígenos, explosivos, pestilentes…

Llevar un registro actualizado de los productos y que estos estén etiquetados correctamente permite, además, identificar y conocer el peligro para prevenir accidentes laborales en el almacén.

Cómo almacenar productos químicos

Muchos de los productos químicos utilizados en algunas industrias no solo significan un riesgo por sí mismos, sino que también pueden originar reacciones peligrosas si entran en contacto con otras sustancias.

Por lo tanto, es importante que el almacenamiento de productos químicos se lleve a cabo de forma correcta, siguiendo las precauciones y medidas de seguridad necesarias para asegurar el bienestar de los trabajadores.

A continuación te damos los consejos que necesitas para que el almacenamiento de productos químicos de tu fábrica sea el más óptimo y puedas prevenir los 5 factores de riesgo.

Acondiciona tus instalaciones para un almacenamiento de productos químicos más seguro

Para garantizar un almacenamiento de sustancias peligrosas correcto, las instalaciones del almacén deben:

  • Disponer una buena ventilación, sobre todo si se trata de un espacio confinado y si se almacenan productos inflamables o tóxicos, ya que pueden crear una atmósfera explosiva.
  • Evitar focos de calor
  • Usar cierres resistentes al fuego y un acceso a las puertas despejado
  • Disponer de una instalación eléctrica antiexplosiva
  • Contar con medidas contra incendios
  • Tener sistemas de drenaje para controlar derrames
  • Además, en zonas donde se almacenas productos peligrosos, no es recomendable que se realicen labores que puedan producir calor o chispas (como soldar)

Te interesa: Qué son los espacios confinados y cuáles son sus características

Utiliza los sistemas de almacenamiento de productos químicos adecuados

No solo se tienen que acondicionar las instalaciones, sino que los recipientes y armarios para almacenar sustancias peligrosas tienen que ser óptimos para evitar el efecto corrosivo de los líquidos que contienen.

Es importante tener en cuenta:

  • En caso de productos peligrosos, el recipiente de plástico debe estar homologado
  • Sólo se recomienda usar recipientes de vidrio para contener pequeñas cantidades, debido a su fragilidad
  • Los recipientes de plástico se tienen que conservar en sitios protegidos del sol o del frío para evitar deformaciones
  • Los envases tienen que mantenerse después de ser utilizados, por lo que se recomienda que tengan un cierre de seguridad automático.
  • Utiliza armarios de seguridad adecuados a cada tipo de producto (para sustancias inflamables, corrosivas, etc)

Asegura una correcta manipulación a la hora de almacenar productos químicos

Es importante que los trabajadores que manipulen productos químicos sea en la carga, descarga, trasvase, mantenimiento o limpieza, reciban formaciones específicas sobre cómo almacenar y manipular productos químicos, además de conocer todos sus riesgos. También es necesario establecer un plan de emergencia en caso de accidente y de duchas o lavaojos de seguridad para los casos en que el trabajador entre en contacto con alguna sustancia tóxica.

Prioriza la gestión de inventarios y el mantenimiento

La gestión y control de stock en los almacenes químicos debe ser intensa y al detalle, ya que cualquier error de stock puede suponer consecuencias graves.
Es necesario mantener actualizados los datos de inventarios de la mercancía periódicamente, la trazabilidad del producto desde su origen a su futuro destino, vigilando las fechas de recepción y las fechas programadas para su expedición evitando largos periodos de almacenamiento.

Para llevar a cabo la gestión de stock de forma sencilla, el correcto etiquetado de los productos es esencial. Cada unidad de carga debe indicar en el etiquetado su nivel de peligrosidad junto con el resto de información logística.

Además, habrá que llevar a cabo controles de mantenimiento de los sistemas de almacenaje y las cargas de forma habitual para comprobar el estado de las estanterías industriales, unidades de carga y envases que portan las sustancias químicas para comprobar su seguridad y evitar el deterioro.

En Haleco elaboramos tu plan de prevención y emergencia

Como complemento a los puntos anteriores, para conseguir un optimo nivel de seguridad en el almacenaje de productos químicos es necesario que tu empresa cuente con un plan completo de prevención de riesgos y emergencias:

  • Los trabajadores deben recibir formación sobre los productos químicos y sobre los distintos protocolos a cumplir en el interior del almacén.
  • El plan de emergencias en caso de accidente debe ser conocido y estar correctamente señalizado en el interior de la instalación.
  • Se debe controlar el acceso de personas y vehículos que no conozcan estos planes.
  • Los pasillos de emergencia deben estar vacíos y limpios, sin unidades de carga depositadas ni vehículos estacionados que dificulten una rápida evacuación.

Solicita tu plan de prevención de riesgos

Haleco, expertos en almacenamiento de productos químicos

En nuestra web encontrarás una larga lista de recipientescubetos de retención y armarios de seguridad para almacenar sustancias peligrosas. Contacta con nosotros y te asesoramos.

 

Contacta con Haleco y obtén el mejor asesoramiento para almacenar productos químicos

by Haléco Iberia

Somos expertos en seguridad, higiene y medioambiente. Ofrecemos los mejores productos en absorción de vertidos, almacenamiento, recipientes, residuos, obturación, protección de las personas, seguridad y ADR. Las mejores soluciones para la contaminación, fugas y vertidos. Contacte con nosotros y pida presupuesto sin compromiso.