Depósitos de agua para tu empresa: Funcionamiento y uso

Depósitos de agua para empresas

¿Qué es un depósito de agua?

Cuando queremos almacenar diferentes productos, ya sean químicos o sustancias líquidas, debemos procurar tener el equipo necesario para garantizar un correcto almacenamiento. El excelente aliado para almacenar un recurso tan preciado como el agua, es el depósito de agua.

Descubre nuestra gama de depósitos, tanques y cubas

Depósitos de agua

¿Para qué se usan son los depósitos de agua?

Los depósitos de agua son contenedores de almacenamiento de líquidos que surgieron como solución a todos aquellos problemas de suministro de agua. Sus inicios empezaron en diferentes campos como el de la agricultura, la ganadería y, por supuesto, el abastecimiento personal.

En la actualidad, el agua es uno de los bienes más preciados pero, a su vez, más escasos. Este es el principal motivo por lo que es importante contar con un depósito de agua para almacenarla en las perfectas condiciones higiénico-sanitarias. La función principal de estos contenedores es poder acceder al agua siempre que se quiera, sin importar las interrupciones del suministro que hayan. Poder contar con una reserva en caso de que haya una rotura o avería y disponer de la autonomía suficiente para poder consumir agua durante unas horas, es de primera necesidad.

¿Cómo funcionan los depósitos de agua?

El funcionamiento de los depósitos de agua es muy simple. Como ya hemos visto, almacenan el bien en las mejores condiciones para poder satisfacer todas las necesidades hidráulicas. En función de su uso, se pueden instalar: bajo tierra, a nivel del piso o en alguna zona más elevada. El proceso que sigue el agua hasta llegar a las viviendas es muy sencillo; en primer lugar, el recurso es conducido a través de la red de servicio público a todos los inmuebles. Una vez allí, el agua se coloca en tanques de almacenamiento como cisternas y tanques elevados. Finalmente, se conecta el ramal principal a una válvula sin fin y a un flotador para poder controlar la entrada del agua. Tanto la instalación como el mantenimiento son relativamente sencillos; sin embargo, debemos procurar realizarlo correctamente para evitar que se dañe la sustancia líquida que contenga el contenedor. Pese a esto, los depósitos de agua están fabricados con materiales de primera calidad para evitar el desperdicio y mantener el agua en las óptimas condiciones.

Depósitos de agua fabricados con PEAD

Todos nuestros depósitos de agua están fabricados con PEAD (Polietileno de Alta Densidad), conocido también como HDPE (High Density Polyethylene), un material inodoro, insípido y no tóxico que cuenta con las propiedades óptimas para la preservación de este bien. Es ligero, flexible y resistente (incluso en altas y bajas temperaturas). El polietileno de alta densidad es un material, de primera calidad, homologado y autorizado por la Dirección General de Sanidad, ya que ayuda a que el depósito de agua no se corrompa y evita que haya una transmisión de olores y gustos al agua potable. Además, garantiza una excelente estabilidad ya que es resistible a los impactos que puedan haber.

En Haléco contamos con diferentes depósitos de agua que ejercen una función protectora manteniendo los líquidos a salvo de las sustancias externas y preservando su uso. Disponemos de productos de distintos tamaños para almacenar diferentes capacidades. Los más demandados son:

Depósitos de agua de 1000 Litros

El depósito de agua con capacidad de 1100 litros que cuenta con dos funciones: la primera, de almacenamiento de agua potable (perfecto para grandes empresas y establecimientos); y la segunda, de almacenaje y recuperación de aguas fluviales.

Un producto fabricado en polietileno de alta densidad muy cómodo y práctico, que se adapta al hueco de las puertas.

Cuenta con una pared interior perfectamente lisa que permite realizar una limpieza exhaustiva de la cuba. En la parte superior del depósito, se encuentra un racor que permite vaciar el agua cuando sea necesario y, también, empalmarlo a otro sistema de tubería.

Ficha técnica del producto:

  • Peso: 40kg
  • Dimensiones: 106 x 66 x 190 cm
  • Capacidad total: 1100 litros
  •  Tipo: Simple pared
  • Material: Polietileno de alta densidad

Depósitos de agua de 500 Litros

La capacidad que abarca este depósito de agua es más reducida que el que hemos visto anteriormente, concretamente puede almacenar hasta 500 litros. Al igual que el depósito de 1100 litros, mantiene las funciones de almacenamiento de agua potable y de recolección de agua de la lluvia.

La seguridad es fundamental para Haléco, por lo que todos nuestros depósitos están fabricados con polietileno de alta densidad y dispone de una pared lisa que permite una fácil limpieza y evita que se formen hongos o algas en el interior.

El depósito de agua de 500 litros también cuenta con un racor que permite vaciar el agua cuando sea necesario y, también, empalmarlo a otro sistema de tubería.

Por último, es importante destacar que, gracias a la tecnología con la que cuentan, no se fisuran y se adaptan fácilmente a las instalaciones hidráulicas.

Ficha técnica del producto:

  • Peso: 21kg
  • Dimensiones: 106 x 66 x 100.4 cm
  • Capacidad total: 500 litros
  • Tipo: Simple pared

 

Posts relacionados

by Haléco Iberia

Somos expertos en seguridad, higiene y medioambiente. Ofrecemos los mejores productos en absorción de vertidos, almacenamiento, recipientes, residuos, obturación, protección de las personas, seguridad y ADR. Las mejores soluciones para la contaminación, fugas y vertidos. Contacte con nosotros y pida presupuesto sin compromiso.