Duchas y lavaojos de seguridad: normativa oficial y cuándo usarlos

duchas y lavaojos de seguridad normativa - Haleco

El uso de sustancias químicas de diferente peligrosidad y toxicidad en las tareas diarias implica situaciones de riesgo. Los posibles incidentes o accidentes producidos pueden ser controlados de una manera rápida y eficaz si se dispone de elementos adecuados, y si los trabajadores poseen la formación adecuada para actuar en esas situaciones.

Las duchas de seguridad y los lavaojos son equipos de emergencia para los casos de proyecciones, derrames o salpicaduras de productos químicos sobre las personas con riesgo de contaminación o quemaduras químicas. Se utilizan para primeros auxilios y, por lo tanto, no deben reemplazar a los elementos de protección personal habituales.

En este post te explicamos la normativa de seguridad sobre lavaojos y duchas de emergencia.

El lavaojos que mejor se adapta a tu área de trabajo

 

¿Qué es una ducha o lavaojos de emergencia?

El principal objetivo de disponer de una ducha o lavaojos de seguridad es tener un dispositivo capaz de descargar fácilmente una cantidad de agua tal que pueda extinguir llamas, eliminar sustancias contaminantes o diluirlas hasta hacerlas inofensivas.

Seguro que te interesa: lavaojos de emergencia: qué son y para qué sirven

 

normativa lavaojos y duchas de emergencia - Haleco

Duchas y lavaojos de emergencia: normativa de aplicación

El Reglamento de Almacenamiento de Productos Químicos (RD 379/2001 modificado por el RD 105/22010), establece una serie de medidas de seguridad obligatorias en las instalaciones de almacenamiento.
Entre ellas indica: ”Se instalarán duchas y lavaojos en las inmediaciones de los lugares de trabajo, fundamentalmente en las áreas de carga y descarga, llenado y bidones, bombas y puntos de muestra. Las duchas y lavaojos no distarán más de 10 metros de los puestos de trabajo indicados y estarán libres de obstáculos y debidamente señalizadas”.

Este mismo reglamento indica que la señalización de duchas y lavaojos como elementos de seguridad ha de hacerse conforme al Real Decreto 485/1997 sobre disposiciones mínimas en materia de señalización de seguridad y salud en el trabajo.

Existe una norma UNE que nos indica cómo han de ser tanto las duchas como los lavaojos de seguridad. Se trata de la norma UNE-EN-15154 y está dividida en 4 partes según el tipo de equipo del que se trate:

DESCUBRE AQUÍ TODOS NUESTROS SERVICIOS

Explicación de las normas UNE sobre lavaojos y duchas de emergencia

UNE-EN 15154-1: Duchas para el cuerpo entero conectadas a la red de agua utilizadas en laboratorios

Esta norma no es de aplicación a las instalaciones industriales, sino únicamente a los laboratorios

  • Caudal del agua: mínimo 60 l/min durante 15 minutos
  • Distribución del agua: el 95% del agua ha de quedar en un círculo de radio de 400 mm
  • Calidad del agua: potable o similar
  • Velocidad del agua: adecuada para no dañar al usuario
  • Temperatura del agua: en torno a 15ºC
  • Altura de instalación: Alcachofa a unos 2000 mm del suelo
  • Espacio libre: sin obstáculos en un radio de 400 mm desde la línea central de la alcachofa
  • Válvula: Abrir en un solo paso o automática. Abierta en menos de 1 segundo
  • Órgano de accionamiento: Máximo a 1750 mm del suelo
  • Rociador de la ducha: con dispositivo de auto-limpieza entre válvula y salida

Las duchas y lavaojos conectadas a la red de agua, NUNCA han de desconectarse de la misma.

UNE-EN 15154-2: Lavaojos conectados a la red de agua

Aplica a los lavaojos individuales conectados a la red y a los que se encuentran instalados conjuntamente a una ducha de seguridad.

  • Caudal del agua: mínimo 6l/min durante 15 minutos
  • Altura de chorro: Entre 100 y 300 mm desde el centro de la tobera
  • Calidad del agua: potable o similar
  • Velocidad del agua: adecuada para no dañar al usuario
  • Temperatura del agua: en torno a los 15ºC
  • Altura de instalación: Alcachofa a unos 1000 mm del suelo
  • Espacio libre: distancia a pared u obstáculo > 150mm
  • Válvula: abrir en un solo paso o automática. Abierta en menos de 1 segundo
  • Órgano de accionamiento: grande y visible en el sentido de la apertura
  • Toberas de salida: que permita mantener los párpados abiertos durante el rociado
  • Filtro: filtro de tamiz en la tubería de alimentación

Las toberas de lavaojos y alcachofa de duchas no han de poder retirarse ni regular el sentido del chorro sin el uso de herramientas.

normativa lavaojos y duchas de seguridad - Haleco

UNE-EN 15154-3: Duchas para el cuerpo no conectadas a la red de agua

Se trata de dispositivos autónomos para proporcionar un medio de primeros auxilios inmediato en ubicaciones en las que no es posible conectar a la red de suministro de agua.

  • Fluido de lavado: no tóxico (agua o soluciones)
  • Caudal del líquido: que asegure el lavado del usuario
  • Calidad del agua: potable o similar
  • Materiales constructivos: no afecten a la calidad del líquido de limpieza
  • Volumen de líquido:
    • Duchas fijas: 100 litros de agua como mínimo
    • Duchas transportables: 15 litros de agua como mínimo
    • Duchas portátiles: 10 litros de agua como mínimo
  • Activación: máximo en 5 segundos y con una sola mano. Debe poder desactivarse manualmente

Tipos de duchas no conectadas a la red de agua:

  • Fija: para dejarla en una ubicación determinada
  • Transportable: que se puede desplazar
  • Portátil: que puede ser transportada y montada para su uso por una sola persona (peso menor a 15 kg)
  • De uso único: con capacidad para un solo lavado y precinto de inviolabilidad
  • De uso múltiple: con capacidad para varios usos con control de llenado
  • Rellenable: el líquido de lavado puede reponerse tras su uso, con precinto de inviolabilidad, control de fecha de llenado y sistema para su limpieza total.

UNE-EN 15154-4: Lavaojos no conectados a la red de agua

Una de las principales características de estos dispositivos es la posibilidad de colocarlos en cualquier ubicación e incluso emplearlos en el traslado del afectado.

  • Fluido de lavado: no tóxico (agua o soluciones)
  • Caudal del líquido: que asegure el lavado total de los ojos incluso los párpados
  • Calidad del agua: potable o similar
  • Materiales constructivos: no afecten a la calidad del líquido de limpieza
  • Volumen de líquido:
    • Lavaojos portátiles: mínimo 400 ml de agua
    • Lavaojos personales: mínimo 150 ml de agua
  • Activación: máximo en 5 segundos incluso con los ojos cerrados. Uso con una sola mano

Tipos de lavaojos no conectados a la red de agua

  • Transportable: movible (de 2-15 kg con asas y si pesa más de 15 kg con ruedas)
  • Portátil: que puede ser transportado por una sola persona (peso inferior a 2 kg)
  • Personal: para que el usuario lo lleve en el bolsillo o en una funda
  • De uso único: con capacidad para un único uso (con precinto de inviolabilidad)
  • De uso múltiple: con capacidad para varios usos con control de llenado
  • Reacondicionable: que solo puede ser reacondicionado por el fabricante o agentes autorizados.

Tanto para duchas como para lavaojos no conectados a la red, en caso de emplear un líquido diferente al agua, el volumen efectivo ha de ser equivalente. Se indica en la norma especificaciones claras sobre cómo han de ser las instrucciones, marcado y etiquetado de este tipo de dispositivos.

Fluidos de limpieza para usar en duchas de ojos y duchas de emergencia

Tanto en el caso de las duchas como los lavaojos nos encontramos con diferentes opciones de fluido de limpieza (además del agua). Entre ellos podemos encontrar soluciones salinas, soluciones tampón, etc. Para definir cuál es la mejor opción en cada caso es preciso estimar el pH del líquido con el que el usuario puede ser afectado.
Las soluciones tampón son muy aconsejables cuando el pH del líquido vertido es muy ácido o muy alcalino. En estos casos, es mucho más fácil que el contaminante provoque lesiones graves en la córnea. Este tipo de soluciones amortiguan y neutralizan la agresividad de los contaminantes y reducen el riesgo de lesiones.

 

Recomendaciones sobre duchas y lavaojos de seguridad

La eficacia de estos equipos depende de su correcto funcionamiento, su buen estado de mantenimiento y una formación suficiente del personal. Desde Haleco recomendamos realizar inspecciones periódicas de duchas y lavaojos, así como informar de cualquier fallo o rotura, y mantenerlos siempre accesibles y libres de objetos u obstáculos que impidan su utilización inmediata.

DÉJATE ASESORAR POR LOS EXPERTOS EN PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES

Los lavaojos y duchas de Haleco

En Haleco te ofrecemos duchas y lavaojos de todo tipo para que elijas el que mejor encaje con tu industria y el espacio en el que trabajas. Son muchas las opciones que tienes para proteger a tus trabajadores y evitar males mayores. Contacta con nosotros, pídenos presupuesto y te asesoraremos para que encuentres el lavaojos que mejor se adapte a tus necesidades, le des el mejor uso y aproveches al máximo sus posibilidades.

Contacta con Haleco

by Haléco Iberia

Somos expertos en seguridad, higiene y medioambiente. Ofrecemos los mejores productos en absorción de vertidos, almacenamiento, recipientes, residuos, obturación, protección de las personas, seguridad y ADR. Las mejores soluciones para la contaminación, fugas y vertidos. Contacte con nosotros y pida presupuesto sin compromiso.