¿Para qué sirven los recipientes de seguridad? Te contamos los tipos y usos

Recipientes de seguridad industriales - Haleco

En la industria se utilizan muchos productos químicos que, más allá de comportar riesgos por los trabajadores, si en contacto con otros productos pueden producir reacciones altamente peligrosas.

El almacenamiento incorrecto de unas sustancias puede dar origen a accidentes que pueden afectar a la salud de las personas, al ambiente de trabajo y también al medio ambiente.

Hay que prevenir esta posibilidad y evitar el problema utilizando los correctos recipientes de seguridad. En este artículo te explicamos para qué sirven específicamente estos recipientes, cuáles son los tipos más seguros y más adecuados para la tipología de sustancia que contengan y cómo hay que almacenar estos materiales peligrosos.

¿Para qué sirve un contenedor o recipiente de seguridad?

Un recipiente de seguridad proporciona las siguientes ventajas:

  • Limita los riesgos de incendio, por los productos inflamables.
  • Facilita la gestión de las distintas categorías de productos utilizados sobre un mismo sitio.
  • Almacena y transporta con absoluta seguridad el contenido peligroso, evitando así afectar a la salud de los empleados, de las personas en general y también del medio ambiente.

Visita nuestro catálogo de recipientes de seguridad

Tipos de recipientes de seguridad

A continuación, enumeramos los tipos de recipientes de seguridad más adecuado pasa líquidos y mercancías peligrosas.

Bidones de seguridad en polietileno

Son recipientes de seguridad de polietileno: de esta forma el contenido se queda aislado de fuentes de ignición y además, gracias al tapón con cierre y muelle automáticos, se interrumpe el suministro de oxígeno.

El PE, polietileno, es un material robusto y resistente. Aunque desde el punto de vista químico sea el plástico más simple, este material tiene muchos beneficios:

  • Es químicamente inerte: no es casi reactivo.
  • Es resistente y flexible a temperaturas ordinarias.
  • No es buen conductor del calor o de la electricidad, entonces esto lo hace ideal para cables y otros aislantes.

Existen varios tipos distintos: puedes encontrar los bidones de seguridad para productos corrosivos inflamables, los humidificadores para impregnar rápidamente y fácilmente los paños de limpieza y que evita las aperturas y cierres repetitivos y finalmente los jerricanes de seguridad para los productos corrosivos inflamables que, como los bidones, son muy resistentes a los ácidos, productos corrosivos y al calor.

Contenedores de acero inoxidable

Los contenedores de acero inoxidable son tan resistentes que son prácticamente irrompibles en condiciones normales de uso. Son muy higiénicos y la limpieza es muy simple: gracias a sus propiedades químicas generan un entorno seguro y tienen todas las calidades apropiadas para conservar y almacenar líquidos altamente agresivos.

El acero resiste a temperaturas muy elevadas y por eso se puede adaptar fácilmente a procesos de refrigeración y calentamiento.

En Haleco brindamos distintos tipos de contenedores de acero inoxidable, distintos por el diferente utilizo a que se pueda dirigir. Los bidones de seguridad para productos inflamables y explosivos con grifo, por ejemplo, ofrecen una dosificación muy precisa gracias al dicho grifo pico vertedor con cierre automático: de este forma, reduce las emanaciones de vapores tóxicos.

Otro recipiente muy efectivo es el jerrican de transporte, que es robusto y fácilmente apilable: es un jerrican muy seguro que junta tamiz parallamas, termofusible fundiendo a 60ºC y válvula de sobrepresión tarada a 0,6 bar. Gracias a su asa ancha es muy sencillo de transportar.

Si, en cambio, estás buscando un recipiente seguro para el llenado y el vacío, te aconsejamos el bidón de transporte con orificio superior: es un bidón muy compacto, de manipulación fácil y, como para el jerrican, apilable.

Contenedores para almacenar sustancias líquidas

Para almacenar sustancias líquidas como agua o aceite es necesario contar con el equipo adecuado que garantice guardarlas de forma correcta y segura.

Puedes elegir entre depósitos, tanques y cubas que se encargarán de recoger estos líquidos y protegerlos del exterior para facilitar, posteriormente, su uso y manutención.

En el caso del aceite usado, es muy importante utilizar un tipo de contenedor que evite la expansión del líquido: el aceite usado es un residuo altamente contaminante y por esta razón hay que extraerlo y retirarlo de forma correcta.

Debes evitar contaminar con este tipo de residuo: si quieres que tu empresa sea responsable y no afecte al medio ambiente, tienes que encontrar el tipo de contenedor adecuado para este tipo de líquido que encaje con la cantidad que produces y que tienes que retirar.

En el caso del agua, es necesario buscar unos recipientes que no se corroen para evitar la oxidación. Por este motivo proponemos los tanques de agua en polietileno: tienen una altísima resistencia y evita la producción de fotosíntesis en su interior. Además, tienen una grande capacidad para almacenar la cantidad más amplia que puedas. De esta forma racionalizarás este recurso natural y evitarás su desperdicio. Son fáciles de instalar y, además, se pueden utilizar también para otros productos químicos.

Y si quieres utilizar otro material que no sea el polietileno, Haleco te ofrece las cisternas de agua flexible en tejido PVC: este material es impermeable y no genera la aparición de hongos. Cuenta con estabilidad térmica y así tiene resistencia a la electricidad y al fuego.

¿Para qué sirven los recipientes de seguridad? - Haléco

Cómo debe ser el almacenamiento de materiales peligrosos: nuestros consejos

Además de utilizar los productos y los recipientes adecuados, es extremadamente importante contar con unas instalaciones adecuadas.

El mismo ambiente donde estos productos están almacenados tienen que contar con una serie de características para consolidar su seguridad:

  • Las instalaciones tienen que contar con una buena ventilación, sobre todo si se van a almacenar sustancias inflamables o tóxicas. Es necesario contar con esta característica para evitar explosiones.
  • Evita los focos de calor: las instalaciones eléctricas deben ser antiexplosivas y se deben utilizar cierres resistentes al fuego.
  • Organiza los recipientes y los contenedores teniendo en cuenta la peligrosidad de cada sustancia y, además, la compatibilidad entre las mismas. Idealmente, es recomendable mantener los productos químicos peligrosos por separados.
  • Mantén bajo control el stock de sustancias inflamables y peligrosas almacenadas en tu sitio de trabajo: te aconsejamos mantenerlo al mínimo y contar sólo con las cantidades necesarias.

 

¿Tienes dudas sobre los contenedores más adecuados a tu negocio?

Prepara el almacenamiento y transporte de sustancias con los envases, bidones, recipientes y equipos que Haleco te ofrece. Contacta con nosotros y podremos hacer un estudio en función a las necesidades de tu negocio.

TE ASESORAMOS SIN COMPROMISO

by Haléco Iberia

Somos expertos en seguridad, higiene y medioambiente. Ofrecemos los mejores productos en absorción de vertidos, almacenamiento, recipientes, residuos, obturación, protección de las personas, seguridad y ADR. Las mejores soluciones para la contaminación, fugas y vertidos. Contacte con nosotros y pida presupuesto sin compromiso.