Qué son los residuos peligrosos, tipos y cómo almacenarlos correctamente

Haleco | Qué son los residuos peligrosos

El trabajo por mantener y preservar el medio ambiente es un tema que está a la orden del día. Generamos cientos de residuos de todo tipo que deben ser manipulados y desechados correctamente; sin embargo, existen algunos con los que se debe extremar la precaución: estos son los residuos peligrosos.

¿Qué son los residuos peligrosos?

Todos aquellos elementos o sustancias, sean reciclables o no, de carácter perjudicial para la salud de los organismos vivos y dañinos para el medio ambiente.

La Ley 22/2011 del 28 de julio de residuos y suelos contaminados define residuo peligroso como aquel que “presenta una o varias de las características peligrosas enumeradas en el anexo III, y aquel que pueda aprobar el Gobierno de conformidad con lo establecido en la normativa europea, así como los envases y recipientes que los hayan contenido.”

 Descubre nuestros contenedores para residuos peligrosos

Depósitos para el almacenamiento de residuos peligrosos

Tipos de residuos peligrosos

Las características a las que se refiere la legislación de residuos y suelos contaminados en el Anexo III son aquellas de carácter:

  • Explosivo: Todas aquellas sustancias que pueden llegar a generar una explosión.
  • Oxidante: Los elementos que muestran reacciones exotérmicas cuando entran en contacto con otros.
  • Inflamables: Aquellas sustancias que pueden arder con facilidad.
  • Irritante: Los residuos que pueden presentar una reacción inflamatoria al tocar la piel o las mucosas.
  • Nocivo: Los elementos que pueden presentar algún tipo de riesgo para la salud de las personas.
  • Tóxico: Sustancias que son perjudiciales y un riesgo para el ser humano al entrar en contacto mediante inhalación, penetración cutánea o ingestión.
  • Cancerígeno: Los que producen o fomentan el cáncer.
  • Corrosivo: Los materiales que producen una destrucción de tejidos vivos al entrar en contacto con ellos.
  • Infeccioso: Aquellos residuos que pueden presentar infecciones en los organismos vivos.
  • Mutagénico: Los que producen o fomentan algún tipo de mutación genética al entrar en contacto con un ser vivo.
  • Sensibilizante: Sustancias que provocan la hipersensibilización de manera que, a posteriori, puede llegar a resultar nocivo para el ser humano o los organismos vivos.
  • Ecotóxico: Los materiales que generan o puede que generen riesgos en el medio ambiente.
  • Residuos que sean susceptibles que tras la eliminación generen otra sustancia con características similares a las enumeradas anteriormente.
  • Residuos que desprenden gases tóxicos cuando entran en contacto con agua, aire o ácidos.

 

Cómo gestionar la manipulación, almacenamiento y transporte de los residuos peligrosos

Los trabajos del sector industrial acostumbran a estar más en contacto con residuos peligrosos que otros. Es de extrema importancia disponer de los equipos de almacenamiento y gestión adecuados para garantizar la seguridad de las personas en el ámbito laboral y una higiene correcta en las instalaciones de la empresa.

Se deben abordar procesos que abarcan desde la identificación y segregación de las sustancias, hasta su almacenaje y posterior entrega final.

En Haleco contamos con contenedores para residuos peligrosos, aquellos depósitos, tanques y cubas de diferentes tamaños que se encargan de proteger las sustancias y mantenerlas seguras en su interior.

Si bien es cierto que no existe una regulación estatal concisa, sino que cada comunidad autónoma es la que dictamina cómo realizar un correcto almacenamiento, existen 3 aspectos obligatorios para el productor que se deben tener en cuenta:

  1. Los residuos peligrosos deberán almacenarse en las condiciones que dictamine cada comunidad autónoma garantizando la higiene y la seguridad.
  2. No se deben mezclar las sustancias con otras categorías, residuos o materiales.
  3. El proceso de almacenaje, envase y etiquetado se deberá llevar a cabo antes de que este sea enviado y transportado.

Contenedores para residuos tóxicos

 

Existen diferentes tipos de contenedores que se pueden utilizar para almacenar residuos tóxicos. Es recomendable contar con :

  • Cubetos fijos: En Haleco contamos con depósitos en acero galvanizado para la recogida y el transporte de líquidos peligrosos.
  • Cubetos móviles: Aquellas cubas de retención fácilmente trasladables. En Haleco disponemos de contenedores en polietileno con ruedas y asa integrada apta para numerosos tipos de desechos: materiales ensuciados con aceites (absorbentes, trapos, filtros), pilas, baterías, materiales sanitarios y farmacéuticos, residuos sólidos producidos en la industria…

Cabe destacar que también disponemos de almacenes exteriores para contenedores, bidones y GRG’s. Lugares espaciosos, prácticos y resistentes a los entornos más difíciles donde almacenar los residuos peligrosos de forma temporal.

Contacta con nosotros y pide tu presupuesto

Haleco te garantiza una manipulación, almacenamiento y transporte de residuos peligrosos seguro

En Haleco ofrecemos contenedores para residuos peligrosos que garantizan un proceso laboral seguro manteniendo las instalaciones de tu empresa limpias y con la seguridad que los empleados necesitan. No dudes en contactar con nosotros, te asesoraremos según tus necesidades.

 

Otros posts:

by Haléco Iberia

Somos expertos en seguridad, higiene y medioambiente. Ofrecemos los mejores productos en absorción de vertidos, almacenamiento, recipientes, residuos, obturación, protección de las personas, seguridad y ADR. Las mejores soluciones para la contaminación, fugas y vertidos. Contacte con nosotros y pida presupuesto sin compromiso.