Mostrando los 3 resultados

Absorbentes en polvo para hidrocarburos

Una de las soluciones más prácticas para hacer frente a todo tipo de fugas y vertidos de hidrocarburos o derivados son los absorbentes en polvo para hidrocarburos. Una de sus mayores ventajas es que se adaptan de forma eficaz a cualquier tipo de superficie, por pequeña que sea, y su acción es inmediata.

El polvo absorbente de hidrocarburos tiene una gran capacidad de absorción: puede absorber con facilidad entre 6 y 12 veces su peso, lo que lo hace fácil de almacenar y muy efectivo en cantidades reducidas.


Seguridad medioambiental y personal con absorbentes granulados
La finalidad de un absorbente granulado o un polvo absorbente para derrames es controlar lo antes posible la expansión de una fuga de hidrocarburos o sustancias derivadas. Muchas de estas sustancias son inflamables o explosivas y altamente contaminantes. Contar con los medios para hacerles frente en tu empresa te ayudará a evitar daños personales y al entorno en caso de accidente.
Tipos de absorbentes en polvo para hidrocarburos
El primer absorbente granulado que se utilizó para absorber sustancias fue el serrín, pero es un foco de incendio y supone un problema grave de seguridad. Actualmente hay muchas opciones en el mercado para escoger.

Hay absorbentes de origen mineral como la sepiolita, que resisten al fuego y no son tóxicos, lo que los hace seguros de almacenar en grandes cantidades.

También hay absorbentes biodegradables, especialmente pensados para intervenir sobre el agua, como los copos absorbentes.

También te puede interesar: Cómo escoger el mejor absorbente en polvo o granulado

¿Tienes dudas sobre qué tipo de absorbente en polvo necesitas?
Contáctanos y te ayudaremos a elegir absorbente